Comienza la restauración de la escultura de la Virgen de la Piedad de la Catedral de Tarazona

Los trabajos de rehabilitación, adjudicados a la empresa aragonesa Albarium, estarán terminados antes de Semana Santa

La
pieza es la imagen principal del retablo mayor de la capilla de la
Virgen de los Dolores, en el templo de Nuestra Señora de la Huerta

La
imagen de la Virgen de la Piedad, ubicada en el retablo mayor de la
Virgen de los Dolores de la Catedral de Tarazona, estará restaurada
antes de Semana Santa. La Fundación Tarazona Monumental ha iniciado unos
trabajos de rehabilitación que, ejecutados por la empresa aragonesa
Albarium, se alargarán unos cuatro meses y tienen un presupuesto cercano
a los 12.000 euros.

La pieza fue realizada por el escultor académico Francisco Gutiérrez
Arribas en el siglo XVIII y representa a la Virgen María con el cuerpo
de Cristo yacente en brazos. Está realizada en madera policromada, en
estilo neoclásico y mediante la técnica predominada “paños naturales”,
en la que predominan los colores planos y las carnaciones pulidas.

Los principales daños de esta pieza de arte mueble del siglo XVIII
están en el soporte y en la policromía. “Tiene un gran valor artístico y
su carácter procesional le aporta todavía más significado. Comenzaremos
por desinfectar la madera, para después consolidar el soporte antes de
empezar la limpieza y finalmente trabajar en los colores”, explica Lola
Zueco, técnico en gestión de patrimonio de la Fundación Tarazona
Monumental.

A pesar del cierre de la Catedral, esta escultura, propiedad del
Cabildo, ha conservado su uso procesional durante los últimos treinta
años. “Cada Viernes Santo montamos la imagen en la peana y salimos por
las calles de Tarazona. Hemos estado siempre volcados cien por cien para
impulsar esta restauración y, aunque cada vez la veíamos más difícil,
va a ser posible; por eso mostramos nuestro agradecimiento a la
Fundación y al Cabildo”, explican desde la Hermandad de Nuestra Señora
de la Piedad.

La imagen de la Virgen de la Piedad tiene un elevado fervor popular
en Tarazona y es muy apreciada y querida por los turiasonenses. “No está
excesivamente deteriorada, pero el tiempo y los pasos han generado
algunos desperfectos que era necesario reparar para mantener todo su
esplendor y los ciudadanos puedan seguir disfrutando de ella mucho
tiempo. Nuestro apoyo y empuje ha sido innegable”, afirma el deán del
Cabildo Catedralicio, José María Gutiérrez.

NULL

Comienza a escribir y pulsa enter para buscar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies