La Fundación Tarazona Monumental clausura con éxito su primer taller de empleo

-Durante un año, 14 alumnos de albañilería y carpintería han acondicionado el histórico barrio de la Judería

– Actualmente, la zona, de gran tránsito turístico, presenta un aspecto más atractivo y saneado

La
Fundación Tarazona Monumental ha clausurado hoy su primer taller de
empleo, en el que durante un año se ha acondicionado la histórica calle
de la Judería por un equipo de 14 alumnos de carpintería y albañilería y
sus monitores. En el acto han participado el presidente de la Fundación
Tarazona Monumental, Alfonso Peña; la directora provincial del
Instituto Aragonés de Empleo (INAEM), María Luisa Souvirón; el alcalde
de Tarazona, Luis María Beamonte; y el director del taller de empleo
Judería, Joseba Iturrate. 

Como ha explicado Iturrate, “todos hemos puesto nuestro saber a
disposición de esta singular zona, donde están ubicadas las emblemáticas
Casas Colgadas, para que se reincorpore nuevamente al tránsito
diario”. 

El acondicionamiento de la Judería se ha basado en un proyecto del
arquitecto Alberto Rivas con el que se ha pretendido aumentar el valor
de la parte pública de las propiedades privadas sobre las que se ha
intervenido. Para ello, se ha actuado sobre los “elementos frontera” con
la calle (fachadas, aleros y carpinterías exteriores): “Hemos repicado
el mortero y se ha vuelto a enfoscar, hemos rehabilitado los aleros, sus
componentes y los inicios de los tejados, y se ha fabricado nueva
carpintería conforme al estilo propio de la calle”, ha matizado
Iturrate.

Alfonso Peña ha expuesto cómo con esta actuación, la Fundación buscaba
revitalizar “el sinuoso entramado de calles y plazas que sirve de
tránsito entre dos monumentos tan significativos como el Ayuntamiento y
el Palacio Episcopal, dentro de nuestro principal objetivo estratégico
de convertir a Tarazona en un importante destino como ciudad cultural”.
Por ello, ha agregado, se eligió el modelo de taller de empleo que se ha
aplicado durante los últimos meses: “Un año después, a la vista de las
obras realizadas, plenamente convencidos del acierto de nuestra decisión
que, al complementarse con la segunda fase, acabará renovando
completamente la imagen del barrio, aportando un nuevo atractivo
cultural a la ciudad”.

El presidente ha recordado que el objetivo fundacional de Tarazona
Monumental es “la restauración del inmenso y valioso patrimonio de la
ciudad”: “En este sentido, el buen hacer demostrado en el proyecto de
revitalización de la Judería nos permite soñar como Fundación en la
posibilidad de disponer de un taller de restauración permanente,
organizado también sobre programas que comprendan empleo y formación,
que nos sirva de herramienta principal para cumplir nuestro ambicioso
programa de restauración patrimonial, que quizás debería empezar por el
monumental Palacio Episcopal de Tarazona”.

Un 50% de alumnas

María Luisa Souvirón ha querido destacar que “el 50% de los alumnos son
mujeres, cuando las profesiones impartidas han sido tradicionalmente
masculinas”. La directora provincial del INAEM también ha informado de
que, “además de la formación en estos oficios, que les va a permitir 
obtener los correspondientes Certificados de Profesionalidad, se han
impartido varios módulos complementarios en informática, igualdad de
género, prevención de riesgos laborales y orientación laboral. De esta
forma, van a estar mucho mejor preparados para enfrentarse a su
incorporación al mercado de trabajo en estos tiempos de dificultad”.

Por su parte, el alcalde de Tarazona, Luis María Beamonte, se ha
mostrado muy satisfecho por la colaboración que “desde el Ayuntamiento
se ha llevado a cabo tanto para conseguir la adjudicación como en el
desarrollo del taller”: “Se ha logrado un doble objetivo: formar a un
grupo de personas para aprender un oficio que les dará nuevas
posibilidades de empleo en un futuro e iniciar la recuperación de la
Judería, cuyo estado de deterioro era evidente y que tras esta
intervención ha cambiando de forma radical, para convertirse en un
importante foco de atracción para el turismo”.

Además, Beamonte manifestó su “profunda alegría” por la llegada de un
nuevo taller de empleo para el mes de octubre, “con el se finalizará
esta recuperación, gracias a la intensa labor de la Fundación Tarazona
Monumental, con la que el Ayuntamiento mantiene y mantendrá importantes
lazos de colaboración que, seguro, traerán importantes beneficios para
esta ciudad”.

Segundo taller de empleo

El taller de empleo Judería comenzó en junio de 2009. En la intervención
se han invertido más de 500.000 euros, de los que aproximadamente
300.000 provinieron de una subvención concedida por Instituto Aragonés
de Empleo y el Fondo Social Europeo. Las obras iniciadas tendrán
continuidad gracias a la concesión de un segundo taller, denominado
“Taller de empleo Fundación Tarazona Monumental”.

En esta segunda fase se remozarán varias fachadas de la Rúa Alta de
Bécquer y se habilitará como espacio público o plaza un solar emplazado
frente al Palacio Episcopal, entre la Rúa Alta de Bécquer y la calle de
la Judería.

El nuevo taller empleará a 21 personas (ocho albañiles, ocho
carpinteros, tres monitores, un director y un administrativo), que
comenzarán su formación antes del 30 de noviembre. En la intervención,
que durará un año, se invertirá una cifra parecida a la del taller
Judería e intervendrán las mismas instituciones.

El patronato de la Fundación Tarazona Monumental está conformado por el
Gobierno de Aragón, la Diputación Provincial de Zaragoza, Caja
Inmaculada, el Obispado de la Diócesis de Tarazona, el Cabildo
Catedralicio de Tarazona y el Ayuntamiento de Tarazona.

NULL

Comienza a escribir y pulsa enter para buscar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies