Marqués de La Floresta: “La nobleza española está muerta y no tiene posibilidades de revitalizarse”

El aristócrata participó en el VI Curso de Verano
Ciudad de Tarazona “Régimen nobiliario en España: historia, presente y
futuro”, organizado por la Fundación Tarazona Monumental y la
Universidad Rey Juan Carlos.

(Tarazona,
25/07/09) “La nobleza española está muerta y no tiene posibilidades de
revitalizarse; carece de sentido en una sociedad como la actual. Desde
que el artículo 14 de la Constitución estableció que todos los
ciudadanos somos iguales, la nobleza no existe ni legal ni socialmente,
aunque haya corporaciones que se empeñen en su supervivencia. Hoy la
verdadera aristocracia es otra: la del dinero puro y duro”. Así de
rotundo se mostró Alfonso Ceballos-Escalera y Gila, marqués de La
Floresta y catedrático por la Universidad de Lisboa, durante su
participación en el VI Curso de Verano Ciudad de Tarazona “Régimen nobiliario en España: historia, presente y futuro”. Estas jornadas, organizadas por la Fundación Tarazona Monumental y la Universidad Rey Juan Carlos, tuvieron lugar entre el 23 y el 25 de julio.

Actualmente,
en España 2.200 personas están en posesión de casi 3.000 títulos.
Algunas se agrupan en corporaciones nobiliarias, como la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza o la Orden de Santiago. Para el marqués de La Floresta, también director de la Cátedra de la Mar en la Universidad Camilo José
Cela, estas entidades “son cada vez menos numerosas y con pocos
elementos en común”. “Además -continuó-, su origen tuvo lugar hace
muchos siglos, cuando cohesionaban a la nobleza histórica que jugó un
importante papel en el devenir de España, pero hoy en día se han
incorporado a ellas muchos advenedizos que no están sino desvirtuando
sus valores. La alta nobleza huye de estos grupos, los hidalgos de aldea
no han hecho la Historia de España”.

Alfonso
Ceballos-Escalera y Gila, encargado de impartir una conferencia
titulada “Reflexiones sobre la nobleza española del siglo XXI”, abogó
porque estas corporaciones nobiliarias ahonden en la conservación de la
historia, la cultura y el patrimonio para su pervivencia: “Antes la
aristocracia se basaba en la gestión de la tierra; hoy se dedica
principalmente al mundo de los negocios. Por tanto, si la nobleza no
quiere reducirse a la tradición popular y folclórica, tiene que apostar
fuerte por el desarrollo de actividades culturales y académicas”.

Organizado por la Fundación Tarazona Monumental y la Universidad Rey Juan Carlos,
este curso de verano reunió durante tres días a historiadores y
aristócratas que reflexionaron sobre el papel de la nobleza en la
sociedad actual, entre los que destacaron José Manuel Calderón
(archivero de la Casa de Alba), Íñigo Moreno y de Arteaga (marqués de
Laula), Iván Moreno Landahl (conde de los Andes) y catedráticos como Emiliano González, José Antonio Escudero o Fernando Suárez.

El
curso se cerró con el concierto narrativo “La nobleza y la caza”, que
tuvo lugar en el patio del renacentista Palacio de Eguarás a cargo del
Real Ceremonial Consort.

NULL

Comienza a escribir y pulsa enter para buscar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies