Iglesia de la Anunciación. Tórtoles

Iglesia Anunciación Tórtoles
H

asta 1596 y desde la conversión forzosa, la mezquita de Tórtoles había venido cumpliendo la función de parroquia, pero el 19 de octubre de ese año el cabildo de la catedral comisionó al deán, al arcediano de Calatayud y al canónigo José de Palafox para que vieran «de que manera se podra ampliar la yglesia de dicho lugar, que por ser pequeña no pueden oyr misa todos y se informen del coste que tendra y hagan de todo relacion para que se ponga mano en ello».

La iglesia, levantada fundamentalmente en ladrillo y tapial, se edificó cerca de la antigua mezquita40 y para finales de 1610 estaba terminada. De hecho, el 21 de diciembre de ese año el cabildo de la catedral ordena la instalación de los sagrarios en las parroquiales de Grisel y de Tórtoles. Debió ser entonces cuando se efectuó el traslado del retablo mayor de la antigua mezquita a la nueva iglesia llevando a cabo el recrecimiento del mueble para adecuarlo al recién estrenado emplazamiento.

Este templo presenta planta rectangular de una sola nave compuesta por cinco tramos, con contrafuertes al exterior y cabecera plana, todo cubierto por bóvedas de cañón rebajado con lunetos, con coro levemente en alto a los pies y rodeado por un entablamento corrido adornado con dentículos. Estos rasgos indican que el aspecto interior de este edificio, aunque fue modificado durante el siglo XIX, exhibe las características principales de la renovación arquitectónica contrarreformista, si bien de un modo que podríamos tildar de experimental. Con todo, su configuración es especialmente cercana a la de la iglesia de San Bernabé de El Escorial, diseñada por Francisco de Mora y comenzada a construir el 1 de enero de 1594 a instancias de Felipe II. Por todo ello, consideramos que bien pudo ser éste el primer templo parroquial concebido de acuerdo con los presupuestos clasicistas en la diócesis de Tarazona.

El edificio está realizado en ladrillo enfoscado. Estando sus fachadas principales pintadas en blanco. Se cubre a doble vertiente generando aleros de escaso vuelo en los laterales de la nave. El edificio se corona con espadaña de doble campana.

El acceso se realiza a través de la zona central de la nave mediante acceso dintelado y carpintería de doble hoja realizada en madera. Sobre ella se abre amplio ventanal con antepecho de metal. En la planta noble se abren tres ventanales con antepecho metálico. Todas las carpinterías están realizadas en madera. Respecto a la fachada de los pies encontramos una vivienda que se abre a través de tres huecos por planta. En planta baja se abre puerta adintelada flanqueada por sendas ventanas rectangulares.

Fuente: Carretero Calvo, R. Revista Turiaso XX. La introducción del clasicismo en la arquitectura de Tarazona y su comarca.

Comienza a escribir y pulsa enter para buscar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies